Los alumnos de ciclos formativos también salen al extranjero

Cuando se habla de estudiantes internacionales, todos tenemos en mente a los Erasmus, los becados europeos que pasan mil y una aventuras en un país extranjero mientras dura su periodo universitario.

Poca gente sabe que también los estudiantes de otros rangos pueden realizar también este tipo de prácticas. Barcelona ciclos formativos o cualquier otra ciudad de España ofrecen posibilidades para estos estudiantes que han optado por formarse de forma más práctica y en menos tiempo.

Ciclos formativos: un montón de posibilidades

Las posibilidades son varias: tanto pueden venir por iniciativa pública (becas del gobierno, etc.) como por iniciativa privada, pues hay empresas y fundaciones que dan la posibilidad de salir fuera. Aquí vemos algunos ejemplos:

  • Comenius: becas que abarcan varias etapas educativas, desde la Educación Infantil hasta la Secundaria. Muchas escuelas optan por acogerse a ésto y hacer intercambio de alumnos con otros centros de Europa
  • Erasmus: aunque parezca que solo son para universitarios, los estudiantes de ciclos formativos también pueden acogerse a las becas Erasmus. Eso sí: solamente los ciclos formativos de grado superior, aquí los de grado medio no entrarían.
  • Leonardo da Vinci: son becas de pocos meses (16 semanas como máximo) que se ofrecen sobre todo a estudiantes titulados (universitarios o ciclos formativos) y también a personas que están haciendo cursos ocupacionales. El principal objetivo de ésta ya no son los estudios sino las experiencias laborales internacionales, para que una vez vuelvas puedas aplicarlo en tu lugar de trabajo o te ayude a abrirte puertas.

Apuntamos también algunos consejos indicados por la web Qestudio:

  • Idioma del país destino: si no sabes muy bien un idioma es mejor que optes por otro lugar (a no ser que te prepares bien antes de irte). La mayoría de centros universitarios ofrecen cursos de idiomas preparativos para los estudiantes que se van de Erasmus, pero esto no siempre es posible en el caso de los ciclos formativos. Si sabes un poco de un idioma y quieres mejorarlo, perfecto, pero piensa que lo más seguro es que tengas que hacer exámenes allí y tengas que saber expresarte bien.
  • Cursos, convalidación: el programa de estudios del centro destino es importante (que haya buen temario, buenos profesores, buenas referencias…) pero lo más importante es que te sirva de algo, por lo que debes mirar siempre que te puedan convalidar por asignaturas de aquí o que más o menos los conocimientos que se tengan que adquirir encajen bien.
  • Modo de vivir y precios: no nos dejamos uno de los motivos más recurrentes: ¿cómo viven en la ciudad destino? ¿qué clima hay? Irse a una ciudad muy fría si solemos pasar frío siempre no será una buena opción. También hay que mirar (¡y mucho!) los precios, ya que hay países que son muy caros y los alquileres de habitación están por las nubes.

Aún todo, ¡salir y aprovechar lo que te ofrece Europa (o el mundo) es siempre una buena opción que si se puede aprovechar vale mucho la pena!